Piden Dar Prioridad a la Planificación Urbana

+.-La infraestructura urbana correctamente diseñada, puede convertirse en un instrumento para moldear la forma urbana y proveer un marco para el crecimiento

TOLUCA.-La infraestructura verde del Estado de México ocupa una tercera parte de la superficie, siendo los bosques el elemento más notable, en tanto que las otras dos terceras partes de la corresponden a usos agrícolas y pecuarios, destacaron los especialistas universitarios Delfino Madrigal Uribe, Xana Antonio Némiga y  José Isabel Juan Pérez.
En el estudio “La infraestructura verde del Estado de México”, los especialistas señalan que la mayoría de los planes de desarrollo urbano apuntan hacia el mantenimiento de estas manchas boscosas remanentes, y muy pocos pretenden ampliarlas. La mayoría de los planes se preocupan por dar mantenimiento a las Áreas Naturales Protegidas, parques estatales y públicos y en algunos casos, se propone establecer grandes manchas contiguas a las ya existentes.
Refieren que la infraestructura verde es el sistema natural que soporta la vida, es decir, la red interconectada de cuerpos de agua, humedales, bosques, hábitats para la fauna y otros naturales, así como corredores verdes, parques y tierras bajo algún status de conservación, los que aunados a granjas, ranchos, bosques, montes y diversos espacios naturales cumplen las funciones de dar soporte a la subsistencia de especies nativas, mantener los procesos ecológicos naturales,  la calidad y abasto de agua y  aire, y contribuir a la salud y calidad de vida de las comunidades y sus habitantes.
En este sentido, la infraestructura urbana, correctamente diseñada  tras identificar, tanto las áreas adecuadas para el desarrollo como las áreas ecológicamente significativas, puede convertirse en un instrumento para moldear la forma urbana y proveer un marco para el crecimiento. Y es que señalan los profesores e investigadores de la UAEM que la planificación del espacio urbano bajo una perspectiva de sustentabilidad se debe convertir en una prioridad en la agenda de todos los niveles de gobierno y de la sociedad; porque las dinámicas políticas y de crecimiento actual seguirán promoviendo la generación de espacios urbanos.
Xana Antonio Némiga, José Isabel Juan Pérez y  Delfino Madrigal Uribe reconocen que diversas y complejas son las problemáticas que ha impuesto sobre la sociedad, la desmedida urbanización, desde el desplazamiento de comunidades naturales y zonas agrícolas, la reducción de la calidad del aire y del agua, el abatimiento de los mantos acuíferos, hasta serios problemas sociales entre los que destaca la pobreza, la marginación y la delincuencia.
Por ello subrayan que el impacto de las crecientes demandas de poblaciones concentradas en un lecho urbano por servicios y bienes es profundo y termina por romper los delicados equilibrios de los ecosistemas en los que se inserta, afectando finalmente la calidad de vida que pueden tener los habitantes de estas regiones densamente urbanizadas.
En este sentido, un acercamiento a la sustentabilidad urbana sería la capacidad colectiva de crear condiciones de vida urbana que son buenas para el confort humano, para el bienestar, para la salud y que soportan los sistemas de los cuales depende la vida en el planeta.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: